Si tienes previsto casarte en los próximos meses, seguro que ya estás mirando entre los restaurantes para bodas en Álava buscando el sitio ideal donde celebrarlo. Va a ser el día más importante de vuestra vida, queréis que sea especial, único, y que tanto vosotros como vuestros invitados lo recuerden por mucho tiempo.

Por eso, aunque es importante conocer los salones de los restaurantes para bodas en Álava, conocer sus menús y ofertas, tampoco hay que descuidar otros aspectos que, aunque puedan parecer menores, al final terminan por ser los que marcan la diferencia entre una boda y una fiesta inolvidable. Nos referimos a esos pequeños detalles que convertirán tu boda en un acontecimiento excepcional.

Es importante que en la ceremonia, ya sea civil o religiosa, los invitados cuenten con una pequeña guía para que puedan seguirla. Las lecturas, la música, etc., impresos en pequeñas hojas pueden servir además de recuerdo.  Empieza a ser costumbre, especialmente en los meses de verano, que a la entrada se coloquen unos cestillos con abanicos coloridos,  o con pétalos de flores o cucuruchos de arroz aunque en este caso deben colocarse a la salida.

Si tenéis pensado contratar autocares para que vuestros invitados no tengan que conducir, unas pizarras con los horarios y las indicaciones de dónde cogerlos a la salida de la ceremonia es algo original y también muy útil para ellos. Durante la comida o la cena, los detalles son también importantes. Personaliza las mesas con algo que os guste a los dos, que lleven cada mesa un nombre diferente y procura elegir un mesero que tenga relación con la temática que hayáis elegido.

En el Restaurante El Refor sabemos por experiencia que los detalles pueden marcar las diferencias.